Nutrición

Cuidar nuestros hábitos de alimentación es la base para llevar una vida saludable y la mejor manera de prevenir enfermedades. Una dieta inadecuada puede actuar como causa de muchos problemas que con el tiempo favorecen la aparición de problemas psicológicos de aceptación y de autoestima, y por supuesto de salud.


Este tratamiento está rigurosamente diseñado por profesionales especialistas en nutrición y dietética que huyen de las habituales drásticas e irresponsables "dietas milagro".


Conscientes de la implicación de la alimentación en nuestra salud, Clínica Nutridiet ofrece tratamientos nutricionales específicos para las circunstancias de cada persona. Así, la elaboración de cada tratamiento pasa por 4 fases de adaptación al paciente:

Primera Fase: Estudio antropométrico de la composición corporal

Con este análisis se obtiene la información necesaria sobre el metabolismo basal de cada persona, cuantificando el número de calorías que se consumen y cómo se representan éstas en los porcentajes de agua, músculo y grasa en el organismo.

Segunda Fase: Encuesta nutricional

Enfocada a conocer el ritmo y costumbres de vida del paciente nos sirve para conocer las preferencias culinarias y los hábitos alimenticios de cada uno de ellos. Así, podemos obtener variables como horarios de las comidas, preferencias culinarias y/o lugares en los que éstas se llevan a cabo para adaptar la dieta a su ritmo de vida.

Tercera Fase: Tratamiento

Con las fases preliminares, el equipo especialista en nutrición elabora cada una de las dietas, todas PERSONALIZADAS, que podrán ir acompañadas de una serie de tratamientos locales como complemento y acelerador del proceso de adelgazamiento y/o de remodelación corporal.


Una vez realizadas las dietas, llega la parte más importante del tratamiento, la cual consiste en el seguimiento del paciente para comprobar la bajada de peso, realizar variaciones en sus dietas si fuesen necesarias, así como el apoyo psicológico para facilitar la práctica de la dieta.


En cada uno de los controles del paciente se comprobarán todos los datos antropómetricos, así como otras variables del estado de salud.

Cuarta Fase: Dieta de mantenimiento

Una vez conseguido el objetivo de pérdida de peso y haber logrado modificar hábitos y conductas alimentarias, nuestra finalidad consiste en hacer un seguimiento del paciente hasta conseguir estabilizar su peso, intentando así que no vuelva a recuperar el peso perdido.